Ganarse la vida con el Stand Up

La importancia de la convocatoria en el Stand Up - Cuando te llaman para actuar en televisión o radio

Introducción

Hay varias formas para ganarse la vida con el Stand Up. Acá menciono las opciones que están abiertas a todos, sin depender de nadie ni del azar. Dependen de tus propias ganas y trabajo.

La importancia de la convocatoria en el Stand Up

La pregunta eterna es si la convocatoria es responsabilidad del comediante o del productor. Se podría decir que es del productor pero la realidad es que un comediante puede pretender mucho más si tiene convocatoria. Es como para una película de Hollywood. ¿Por qué pagan tanto a ciertos actores? Porque tienen convocatoria. Saben que si, por ejemplo, trabaja Brad Pitt, se va a vender mínimamente cierta cantidad de entradas.

En general a un comediante que no tiene convocatoria, se le paga un fijo; y a un comediante que tiene convocatoria, se le paga un porcentaje de las entradas vendidas.

Cuando un comediante de Stand Up no tiene convocatoria masiva, no puede vivir solo de actuar en clubes de comedia o bares. Por eso muchos tienen otros trabajos paralelos, relacionados o no al Stand Up, como productor, guionista, profesor, actor. Esto no solo pasa en Latinoamérica, en Inglaterra y Estados Unidos es igual. A comediantes que no tienen exposición televisiva ni convocatoria en las redes sociales, les va a costar mucho vivir exclusivamente del Stand Up.

CONSTRUIR TU PROPIO PÚBLICO

Lo más lindo que hay para cualquier comediante es tener su propio show en un teatro y recorrer el país con su obra. Para eso tiene que construir su propio público. Entonces una vez que obtiene un buen nivel como comediante, le conviene comenzar a buscar a su público y dejar de querer hacer reír a todo el mundo. Para vivir del Stand Up es más importante tener tu propio público que tener los mejores chistes.

¿CÓMO CONVOCAR?

Hay muchas formas para convocar, aparte de las redes sociales y la televisión. Acá vemos algunas. Mucho depende de tu tiempo, motivación y esfuerzo.

Redes Sociales

Gracias a las redes sociales, la posibilidad de llegar a un público masivo hoy en día es accesible a todos. Ya no hace falta llegar a tener un lugar en la radio o la televisión. Lo único que se necesita es un smartphone con posibilidad de grabar videos.

Varios comediantes están llenando teatros por toda la Argentina gracias a las redes sociales, y algunos de ellos lo lograron en bastante poco tiempo (uno a dos años). Pero a nadie se le regaló nada. Todos se pusieron a trabajar a fondo en las redes generando contenido gracioso (imágenes, gifs, videos).

No soy especialista en redes sociales, por lo cual recomiendo investigar más sobre el tema. Lo que puedo observar es que se tiene que buscar un formato (o dos) que pegue (esto puede llevar un tiempo) y una vez que lo hayas encontrado, ser fiel a ese formato. Se ve en las redes que los seguidores quieren que seas previsible en este sentido.

Algunos ejemplos: Nicolás de Tracy (animarse a hacer cosas ridículas en la calle), Pablo Molinari (tipos de personas), Federico Cyrulnik (imitaciones de famosos y el tema del perro) y Mike Chouhy (cheto con Sube y el futbolista que no sale de su papel).

Lo difícil de las redes sociales es que las reglas del juego cambian todo el tiempo. Conviene mantenerse actualizado. Fundamental es la constancia. Hay que publicar mínimo un post por día en caso de Facebook, TikTok e Instagram. También hay que ser activo, reaccionando a comentarios en tu propia cuenta y en las de otros.

Lo que no funciona en las redes sociales es subir videos haciendo Stand Up, a menos que sea algo improvisado en el momento. Para las redes hay que buscar un formato que te permita subir un video por día y de forma más informal: que parezca hecho espontáneamente y sin demasiada producción.

Obviamente no alcanza con estar en las redes para tener éxito. De cada caso que sí lo logró, hay diez que (todavía) no. Digo “todavía” porque algunos que sí lo lograron, necesitaron más de dos años de dedicación con casi nada de resultados antes de triunfar. Lo más importante de las redes sociales es comenzar hoy, porque lleva un tiempo de aprendizaje. No importa dónde estés en tu carrera como comediante ni la calidad de videos que puedas producir (se irán mejorando con la práctica), abre tu canal de YouTube, tu cuenta de Instagram o TikTok y comienza ya a subir contenido.

YouTube

En YouTube sí funciona subir videos haciendo Stand Up. Igual hay que aclarar al público que en el teatro ya estás haciendo otro material distinto del que vieron en el video, o que es un material improvisado que no se vuelve a repetir. Porque si no la gente siente que ya vio tu show, aunque sean solo tres o cuatro minutos de un show de sesenta minutos.

Cuando uno recién arranca (y no tiene tanto material), recomiendo subir solo un chiste (hasta a veces conviene taparlo con música y dejar que solo se escuchen las risas), para que la gente se intrigue más y tenga más ganas todavía de verte en vivo.

El formato de YouTube se presta a subir videos más largos (lo ideal es de 3 a 10 minutos) que en las redes sociales. Conviene publicar uno o dos videos por semana.

Podcasts

En Estados Unidos funcionan mucho los podcasts para generar un vínculo con el público como comediante. Por ahora en Argentina no es tan popular.

E-mail

Hoy en día el e-mail todavía es una buena estrategia de marketing. Se pueden juntar direcciones de correo de los espectadores antes o después del show. No mandés demasiados mails (porque los van a marcar como spam), pero cuando hay motivo para hacerlo, hacelo (por ejemplo: cuando cambiás de show, elenco o lugar). Lo mejor es una vez por mes, unos días antes del show.

Llamados telefónicos

Los llamados telefónicos son los más efectivos pero llevan mucho tiempo y trabajo. Se puede llamar a los amigos y conocidos para contarles sobre el show unos días antes. Hay que tener mucha paciencia, pero funciona. Además, vas a tener mucho material con las excusas que da la gente para no ir al show.

WhatsApp

Hoy en día se mandan muchas publicidades por listas de WhatsApp. Lo mismo vale como para los mails. No lo hagas demasiado, una vez por mes como máximo y unos días antes de un show. Hay que elegir bien a quién mandar la publicidad.

A nadie le gusta mucho recibirla y menos todavía si es para un evento que queda a 1000 kilómetros. Cuando piden no mandar más publicidad, hay que dejar de hacerlo sin protestar.

Eventos sociales y empresariales

Hacer eventos puede ser una forma muy interesante de ganar dinero con el Stand Up. Tiene sus particularidades y no es para todos los comediantes. En la parte sobre eventos de este sitio, encontrarás toda la información y técnicas.

Actuar en clubes de comedia y bares

Si un comediante todavía no tiene convocatoria propia, puede buscar lugares (clubes de comedia, bares, salas, restaurantes, boliches, centros culturales) que sí la tengan. Hay lugares que ya tienen shows y otros que pueden estar interesados en sumar Stand Up.

Lamentablemente no se puede vivir exclusivamente de actuar en shows de este tipo, aunque seas muy bueno. No se paga suficiente. Como consuelo, en Inglaterra tampoco se puede y es el país con el mayor circuito de Stand Up del mundo (más que Estados Unidos).

Producir shows

Cada vez hay más bares, restaurantes, boliches y centros culturales que se prenden en la movida del Stand Up. Allí hay muchas oportunidades para productores/comediantes de Stand Up. Además, hay varias zonas que todavía no tienen mucha actividad. Veremos más en detalles cómo hacerlo en la parte sobre producción.

Dar cursos y coachings privados

¿Te gusta enseñar Stand Up y sentís que podés ayudar a otras personas a ser más graciosas? Entonces armar tus propias clases de Stand Up puede ser una buena opción. Se pueden dar cursos, talleres y coachings privados.

Televisión y radio

La televisión sigue teniendo una muy buena exposición aunque ciertas cosas hayan cambiado. Si en los años 70-80 alcanzaba con aparecer una vez para lograr fama, hoy en día se necesitan mínimo siete/ocho apariciones. Lo mejor es tener una presencia constante.

Hay que tener bastante suerte o contactos para poder instalarse en la televisión. No hay que poner demasiado esfuerzo y tiempo en eso porque no hay garantía de que tus esfuerzos serán compensados. Si pasa, mejor. De lo contrario, hay otras formas. Pagar publicidad en televisión todavía es imposible para un artista.

Un trabajo en radio sí puede ser muy interesante para un artista y es más accesible (aunque tampoco fácil). Varios comediantes en Argentina se hicieron conocidos a través de este medio, como Pablo Fabregas, Fernando Sanjiao y Roberto Moldavsky.

La publicidad en radio está al alcance de un show de Stand Up. Hay que buscar una radio que tenga una audiencia a la que le guste el Stand Up.

Ícono del Stand Up: Russell Peters

Russell Peters es probablemente la primera estrella global del Stand Up. Nació en Canadá, llegó a cautivar al público en la India y es muy popular en decenas de países.
Logra entender de forma íntima a casi cualquier etnia, y esto le permite hacer muy buenos chistes. Juega mucho con los estereotipos. Es detallista, sabe observar las diferencias culturales y lingüísticas e imita bien a las diferentes culturas.
¿Qué comediante puede decir que tiene buenos diez minutos sobre la diferencia entre el mandarín y el cantonés? No es muy conocido en Estados Unidos, pero gracias a YouTube viaja por el mundo llenando estadios.

 

Cuando te llaman para actuar en televisión o radio

Cuando te llaman de la televisión o la radio, te recomiendo dos cosas: ensayar mucho (más allá de que ya hiciste el material mil veces) y respetar el tiempo que te darán (en la televisión los segundos valen oro).

Un error que muchos comediantes cometen en la televisión es tratar de meter todos sus mejores chistes en esos pocos minutos que les dan. Queda muy raro porque van saltando de un tema al otro y se vuelve muy confuso. Es mejor agarrar un tema y hacerlo bien.

Hay que diferenciar entre grabar en un show de Stand Up, como por ejemplo Comedy Central, e ir a otro programa.

GRABAR TU SHOW (POR EJEMPLO, PARA COMEDY CENTRAL)

Lo bueno de estos lugares es que grabar ahí es bastante parecido a actuar en un show de verdad, porque hay un buen escenario, no hay panelistas que interfieren y en general hay un público que pone la mejor onda.

Algo para tener en cuenta es que el canal después puede cortar tu monólogo como le parezca (porque te pasaste con el tiempo o alguna otra razón), y no siempre con el mejor criterio. Podés hacer sugerencias pero no siempre las tomarán en cuenta. Por eso no conviene hacer callbacks. Son capaces de sacar un chiste que tiene un callback más adelante en el monólogo y dejar solo el callback.

OTRO PROGRAMA

Cuando vas a cualquier programa de televisión o radio, la mayoría de las veces no hay público. Puede haber algunos panelistas que le ponen más o menos onda.

Otro tema es que en general quieren charlar un rato antes de que hagas unos minutos de Stand Up. No te conviene porque puede ser difícil instalar tu persona escénica después de esa entrevista. En realidad ni te conviene hacer tu rutina porque no están dadas las condiciones de un show: no hay público, te interrumpen los panelistas, te gritan cosas… es como actuar para tu familia. Lo ideal es tener una entrevista y meter chistes en tus respuestas. Es mucho más natural y sorprende mucho más. Lo mismo para la radio, no te dejés convencer de hacer tu monólogo. Tratá de meter tus chistes en la charla.

GRABAR UN SHOW COMPLETO

Cuando llegás a grabar un show completo, por cuenta propia o te llama –por ejemplo– Netflix (sí, puede pasar), y está publicado en algún lado, no hagas más ese material. Así cuando la gente te va a ver, ve otro show. Si no es así, la gente la puede pasar genial igual, pero no volverá a verte. Pensará que no tenés otro material. Por eso conviene grabar un show completo recién cuando te querés despedir de él. Lo exprimiste hasta donde pudiste y es hora de comenzar con uno nuevo. Además, es el momento ideal para grabarlo porque nunca va a estar más pulido.

 

Cursos

¡Aprende todo sobre cómo escribir y actuar Stand Up!

Nivel I: ¿CÓMO HACER STAND UP?
ESCRITURA Y ACTUACIÓN

Nivel II: ¿CÓMO VIVIR DEL STAND UP?
PROFESIONALISMO, PRESENTACIÓN,
IMPROVISACIÓN, EVENTOS Y PRODUCCIÓN

Libro Manual de Stand Up I

Manual de Stand Up I – Ebook o Libro Impreso

¿Hacer Reír es lo Tuyo?

En este libro vas a aprender cómo escribir y actuar Stand Up.

Es una guia instructiva que muestra el paso a paso esencial, para cualquier persona que quiera arrancar con el pie derecho en el Stand Up y convertirse en comediante. Es fácil de leer, muy práctico, y cuenta con muchísimos ejemplos.

El autor te enseña cómo escribir, probar, pulir y mejorar chistes hasta que queden excelentes.

También aprenderás cómo actuar tu material para lograr el mejor impacto, cómo manejar tus miedos y ponerte en los estados mentales ideales para hacer reír a la gente. Entenderás lo que funciona y lo que no, y por qué.

Kristof comparte el Stand Up como un gran viaje.

A través de esta propuesta, te invita a descubrir lo que es importante para tí, cómo es tu sentido de humor y cómo te relacionas con los demás. Vas a descubir cómo sacar humor de tu vida y convertirlo en una rutina graciosa para el escenario.

Libro Manual de Stand Up II

Manual de Stand Up II – Ebook o Libro Impreso

¿Querés vivir del Stand Up?

¡Convertite en comediante profesional!

Los clubes de comedia y productores de Stand Up buscan comediantes de garantía. Son comediantes que hacen explotar a cualquier público el noventa porciento de las veces, y que en el otro diez porciento (los shows difíciles) logran por lo menos hacer un show digno. En este libro, vamos a ver diferentes aspectos para formarte como comediante profesional.

ENCONTRÁ TU PERSONA ESCÉNICA Y MANEJÁ A LOS HECKLERS.

Primero, el autor explica en detalle como encontrar tu persona escénica y aprenderás a manejar circunstancias difíciles y distracciones para que no pierdas la atención del público durante el show. A veces hay que tratar con personas que molestan al show (como alguien del público que no para de hablar), o con algún ruido que interfiere. Vamos a ver las diferentes situaciones, especialmente las concernientes a los famosos hecklers.

presentación, improvisación, Eventos y producción.

También investigaremos en profundidad los siguientes aspectos del Stand Up: presentar un show, improvisación con el público, manejar eventos sociales y empresariales, producción de un show de Stand Up y unipersonales. Cada uno requiere habilidades especificas y te harán un comediante mucho más completo.

Opiniones

Siempre recomiendo el curso de Kristof y la Escuela de Stand Up Club a todos que me dicen que quieren empezar a hacer Stand Up. Gracias al curso aprendí cómo usar mis emociones y observaciones para generar material, y que hay varias formas de escribir un chiste.
Opinion Alumno Curso de Humor
Tony Olson
Estados Unidos
El curso de escritura de la Escuela de Stand Up Club es excelente. Te da las herramientas necesarias para arrancar en el Stand Up… aún lo reveo cuando escribo chistes.
Opinion Alumna
Natalia Nis
Argentina
Yo tenía una libreta en blanco y con el curso terminé escribiendo más de 30 chistes, porque aprendí a desarrollar diversos estilos de chistes. Actualmente los estoy usando en varios clubes de comedia en shows de micrófono abierto. Yo lo recomiendo a todo el que quiera iniciarse en el mundo de la comedia, no solo Stand Up.
Ronald Parra Alumno Escuela
Ronald Parra
Venezuela

Como comediante actuó en EEUU, Inglaterra, Francia, Holanda y Bélgica.
Participó en el Festival de Humor de Caracol TV en Colombia,
actuó en Tecnópolis y grabó para Comedy Central en Argentina.
Dirige «Stand Up Club» en la Recoleta,
Club de Comedia que ofrece shows y cursos de Stand Up.